jueves, 25 de octubre de 2012

0 Reinventarse o morir.


Las salas de cine afrontan ellas mismas la subida del IVA


La industria cinematográfica intenta asimilar el duro golpe que supone la subida del IVA cultural, aplicado desde el 1 de septiembre. Según ha señalado FAPAE, desde que entró en vigor el nuevo IVA, el número de espectadores se ha reducido un 7,7%, con respecto al mismo período en 2011. En tan solo una semana y media desde el incremento han acudido 2.801.294 espectadores, en lugar de los 3.035.433 que asistieron el año pasado. La recaudación bruta también se ha visto afectada en este período hasta perder un 3,5%. La Asociación de Industrias Culturales ha señalado que con esta nueva medida el gobierno ha recaudado 2,44 millones, si bien la taquilla neta ha perdido 3,1 millones de euros.

Esta subida de hasta trece puntos en el impuesto de los productos culturales convierte a España en una excepción a nivel europeo, con el IVA cultural más alto de los países de la eurozona. Como ya declaró la asociación de productores (FAPAE), se trata de una medida contraria a la corriente europea, “desorbitada" y "cuanto menos, injusta e ineficaz”.

La Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española (UAEICE) representa a más de 4.000 empresas del sector audiovisual, incluyendo tanto cine, como danza, teatro o espectáculos; y a más de 150.000 puestos de trabajo directos. Se conformó en julio con el objetivo de “canalizar la preocupación de todas las empresas asociadas ante la subida del IVA cultural en 13 puntos”, según informa en su carta de presentación. Pedro Pérez, presidente de FAPAE, una de las 14 asociaciones que participan en este proyecto común, señala que el objetivo es “trasladar al Gobierno su preocupación y las consecuencias negativas que la decisión de incrementar el IVA traerá a la industria”

Ya en el informe presentado por UAEICE en agosto predecía las futuras repercusiones económicas a las que se iba a enfrentar la industria cultural. En concreto, el cine tendrá que hacer frente a una reducción de hasta el 21,30% de los puestos de trabajo, la disminución de 222 millones de ingresos y la pérdida de 27 millones de espectadores. Piden al gobierno una inmediata “rectificación” de esta medida. Recuerdan también el antecedente de Holanda, donde el Gobierno tuvo que revocar su decisión de subir el IVA cultural, al comprobar los resultados desastrosos.  El presidente de FAPAE se atreve a decir que “se ha hecho una salvajada y espero que en algún momento el Gobierno rectifique”.

A la crisis estructural propia que sufre la cinematografía desde hace unos años, se le une la lucha contra la piratería y la crisis económica global. Ante esta situación de serias dificultades para la industria del cine, la subida del IVA del 8% al 21% es una complicación añadida que, para muchas pequeñas empresas, supone el último empujón hacia el cierre. La empresa Ocine de Roquetes, ante la falta de público, ha decidido no proyectar películas los días laborables. Los habitantes de esta comarca de la provincia de Tarranona deberán conformarse con asistir al cine los fines de semana y vísperas de festivos, al ser único en la zona. Paco Cabanes, el gerente, señala que el problema se encuentra en que “la gente prefiere alquilar una película o descargarla de internet antes que ir al cine debido a la situación económica que viven las familias", haciendo referencia a los problemas coyunturales a los que se enfrentan desde hace tiempo. Como bien señalaba Borja de Benito, portavoz de FECE: “cuando hay una crisis como esta, de lo primero que se prescinde es del ocio”. Andrea y Manuel, una pareja de mediana edad, se consideran cinéfilos pero reconocen que en los tiempos que corren no pueden permitirse acudir tanto al cine: “antes solíamos ir una vez a la semana, pero tal y como están las cosas debemos reducir esas visitas”, explica Andrea. “Además, hay que tener en cuenta que son dos entradas cada vez que vamos y los ingresos son comunes. Disfrutar de películas en la pantalla grande se ha convertido en un lujo que no todo el mundo puede permitirse”, puntualiza su marido.

Ante esta angustiosa situación, la cuarta edición de la Fiesta del Cine alberga las esperanzas de hacer frente a la fuga de espectadores. En ella participan la asociación de productores (FAPAE), de distribuidores (FEDICINE), de exhibidores (FECE) y, por primera vez este año, el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA). El objetivo es atraer a los espectadores a las salas y, para ello, ofrecen las entradas a dos euros. Pedro Pérez, desde FAPAE, explica de manera sencilla esta iniciativa: “Los espectadores que vayan a cualquier sala de cine adherida a la promoción y compren una entrada del 15 al 21 de octubre, recibirán una acreditación con la que podrán ir al cine los días 22, 23 y 24 de octubre al precio reducido de dos euros por película, mostrando la acreditación en taquilla junto al DNI”. El 80% de la cuota de mercado, es decir, alrededor de 280 cines de toda España se han adherido a esta promoción. “La Fiesta del Cine nace con ese propósito, aumentar el nº de espectadores en estos días, y así se ha demostrado en ediciones anteriores”, puntualiza el presidente de la asociación de productores. Ignacio López, estudiante de Ingeniería, considera esta iniciativa un acierto: “voy a aprovechar esta promoción para intentar ahorrar el dinero de la entrada, es una buena oportunidad para ver más películas de las que habitualmente te puedes permitir”

En el sector de la exhibición, las salas de cine han decidido hacer frente ellas mismas a la situación y afrontar la subida del IVA ofreciendo diferentes alternativas al espectador para abaratar el precio de la entrada. Mantener el precio el día del espectador es una de las medidas a las que han recurrido la mayoría de los cines. Crear una tarifa familiar o bonos de hasta diez entradas constituyen otras iniciativas llevadas a cabo por diferentes empresas de proyección. Algunas pequeñas salas de cine, como Ocine de Roquetes, han decidido especializarse en un determinado tipo de cine para evitar una competencia que ya está saturada y cubrir una pequeña parte del mercado poco explotada, como los filmes de animación infantil.

La película sevillana “El mundo es nuestro” ha sido la primera en unirse a estas originales ideas, abriendo sus puertas de manera gratuita a los parados. Las personas desempleadas podrán retirar su entrada en taquilla presentando la tarjeta de demandante de empleo y el documento nacional de identidad. Otra iniciativa desde el sector de la producción es la campaña “Se busca el mejor espectador”, en la que los espectadores deben realizar una crítica de una película candidata al Goya, coincidiendo con la semana previa a este festival. “El ganador de la promoción de este año recibió una invitación  doble para acudir a las salas asociadas a la Federación de Cines durante un año, además de poder asistir a la Gala de los Premios”, detalla el presidente de FAPAE. En 2012, surgen otros proyectos con el objetivo común de contrarrestar las cuantiosas pérdidas que afectan a la industria. El “plan de promoción de cine español en salas” y la realización de un “tráiler de tráileres” son ejemplos de la invitación que la cinematografía hace a sus fieles espectadores para que sigan acudiendo a las salas.

A pesar de los datos negativos que constatan los diferentes informes realizados por la Unión de Empresas, hay indicios de que la industria cinematográfica no caerá en el abismo. El largometraje “Lo imposible” está batiendo récords en la taquilla de los cines españoles. La película de Juan Antonio Bayona ha recaudado 8,62 millones de euros en su primer fin de semana. Muy de cerca le sigue la recaudación de “Las aventuras de Tadeo Jones”, con más de un millón de euros.

En plena recesión económica global y controversia por la subida del IVA cultural, un nuevo multicine de ocho salas inaugura su apertura en Talavera. La materialización de este proyecto ideado en 2005 permitirá la creación de numerosos puestos de trabajo en el ámbito cultural, además de albergar esperanzas para el futuro del sector de la exhibición. Pedro Pérez afirma que “necesitamos que la gente vaya al cine, y la gente necesita el cine”. Estela Artacho, presidenta de FEDICINE, hace acopio del refrán “al mal tiempo, buena cara” y, aprovechando la presentación de la Fiesta del Cine, lanza un mensaje optimista: “queremos animar al espectador a ver cine, que se deje contagiar por su magia, y que lo disfruten en el formato para  el que fue pensada la película: la sala de cine, la pantalla grande y la oscuridad”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Si tú supieras Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates